25 dic. 2012

Ya cansa

Y es que ya cansan. Esos "te lo prometo" y esos "siempres" inexistentes. Esos "las prefiero sin maquillaje", o esos putos infinitos. Admitamoslo, la gente miente y nadie es perfecto.Que aquí todo es de usar y tirar. Que o lo quieres o te quieren, o les joden o te joden y esto es así nunca las dos cosas a la vez. Que por mucho que lo intenten nadie es perfecto, y que por mucho que quieran ellos tampoco.
Y es que es así, siempre habrá tontas, falsas princesas, y brujas. Que los príncipes azules no existen y el chico perfecto tampoco. Que nos pasamos la vida buscando cosas inexistentes y esperando cosas imposibles.
Que los buenos nunca ganan, y el que mas quiere, pierde.
Que no intentes buscar lo perfecto ni evitar lo inevitable, que las cosas son así, y nunca cambiaran.
De lo bueno poco, solo digo eso.

15 dic. 2012

Bonjour, madame.

Vale, estoy perdidamente loca por ti, puede que no sea correspondido pero, ¿y qué? ¿Qué coño? Eso importa una mierda. Me enamoro de ti porque sí, porque me enamora tu forma de ser conmigo, tu forma de mirarme, de sonreírme y hablarme. Me encanta la forma en la que me tocas en la espalda para llamar mi atención y me encanta notar como se me suben los colores cuando me miras fijamente. Adoro los momentos en los que eres tan buena persona, y los momentos en los que me guiñas el ojo y ni siquiera me lo espero. En ese entonces me sale una impulsiva sonrisita automática que es simplemente incontrolable. Aunque no seas correspondido, me encantas entero. Me encanta cuando en clase de francés me pides que te explique algo y me emociono pensando que lo usas como excusa. Vale, ¿qué? Son mis emociones. Pero, sobre todo, me encantan las veces en las que no te veo llegar y me sorprendes por la espalda susurrándome al oído: 'bonjour, madame'.


14 dic. 2012

Tu, me, conmigo, contigo.


No me importa a qué hora salga el sol, no me importa a qué hora salga la luna, no me importa si se apaga el sol, si se muere la luna, no me importa cuánto tiempo, no me importa estar siempre a oscuras, a claras, en ascuas o pendiente de todo. No me importa el tiempo, solo pasarlo contigo. No me importa lo que diga el destino, las reglas están para romperlas. No me importa lo que diga la gente, envidiosos ignorantes. No me importa lo malo, no me importa ni siquiera lo bueno, no me importa la vida de terceras personas, solo me importa mi vida, teniendo en cuenta que mi vida eres tú. No me importa el cielo, ni el mar, ni si hace frío ni si hace calor, ni si el día esta para ir a la playa o si esta para quedarse en casa con una manta y un buen chocolate caliente. No me importan las gilipolleces que comenten en el telediario. No me importa lo serio, no me importa lo importante, no me importa pasar vergüenza, no me importa pasar desapercibida, no me importa el mundo, no me importa el universo, no me importan las estrellas, no me importa el firmamento ni tampoco sus estúpidas galaxias. No me importa lo que diga el destino, no me importa el pasado. Sinceramente me importa más el presente que vivo contigo, y el futuro que viviré a tu lado. ¿Sabes qué me importa? Tú. Me importa tu sonrisa, tus caricias, tu mirada, cada lágrima de desprendes, de alegría o tristeza, tus manos, tu piel, tu pelo, tus ojos, tu impulsiva forma de ser, incorrecta pero perfecta a su vez, tu vida, lo que hay en ella, si yo estoy o no, y esté o no me seguirá importando. Tus gustos, tus molestias, tus añoranzas, tus esperanzas, tus sueños, tus emociones, tus fantasía, tus desvelos por la noche, tus susurros, tus amarguras, tus carcajadas, tus secretos, tus no tan secretos, tus gestos, tus facciones, tu acento, tus labios, cómo no, tus labios, tu lengua, tus dientes, tu color de piel, la suavidad de ésta, tu salud, tener la mía cuando tu tienes la tuya, tu corazón, tus sentimientos, tus logros, tus fracasos, tus afirmaciones, tus rechazos, tus 'si', tus 'no', tus 'tal vez' y tus "puede". Tus formas de pensar, tus bipolaridades, tus pensamientos, tus dedos, tú y tú y tú y tú y tú y todo lo que esté relacionado con 'tú'.