23 ene. 2014

¿Para qué?

Hoy, como tantos días al fin y al cabo, he estado pensando en qué utilidad tiene esta vida, en por qué nos alegramos tanto de ser una especie prodigia que ha salido por sí misma a flote sin ayuda de casi nada. Sin embargo, tengo la certeza de que eso es algo que va directa y estrechamente ligado con mi personalidad. Me explico: ¿por qué tendríamos que ser la especie más inteligente e independiente? Gracias a eso tenemos sentimientos. Parece insensible o cualquier cosa por el estilo pero, gracias a eso desarrollamos sentimientos hacia las otras personas y, como todo, la vida también acaba. Cuando eso sucede, ¿qué hacemos con el dolor que nos queda? ¿Qué hacemos cuando tenemos que enfrentarnos a golpes tan duros en esta vida? Esta vida que, para mí, está podrida. ¿Para qué llegamos a esta vida? ¿Es que acaso llegamos para sufrir? ¿En qué se basa la vida, si toda la perdemos estudiándonos y preocupándonos en reservarnos un buen trabajo? ¿En eso se basa la vida? ¿De verdad centramos hasta tal punto nuestra vida académica y laboral que dejamos de lado nuestra vida familiar muchas veces? Y, ¿de qué sirve todo esto? ¿A qué se deben nuestros éxitos y qué méritos se supone que van a tener, si es que todo se va a desvanecer junto con nuestra partida de la faz de este mundo?