14 may. 2012

Te habré olvidado.

El día que no me cueste apretar el botón para borrar tus mensajes, el día que pueda evitar llamarte, la noche que no me muera de ganas por verte, la madrugada que no sueñe contigo, el segundo en que no piense dónde estarás, el minuto que no sufra sabiendo que estás con otra, las horas en que tus besos no sean míos. Cuando consiga que mi vida no gire en torno a ti, entonces te habré olvidado.