22 abr. 2012

No es oro todo lo que reluce.

No es todo en la vida como lo parece cuando somos pequeños. Cuando todo parece fácil, y queremos ser bomberos, o cantantes, policías o princesas. Cuando la inocencia no nos permite saber cuán complicada es realmente la vida y las decisiones que hay que tomar en ella. Cuando simplemente nos reímos y pensamos en jugar. Crecemos, dejamos atrás la inocencia y las películas de Disney, dejamos de creer en Peter Pan y Campanilla. Y nos damos cuenta que la vida es tan puta que nos hace tomar decisiones que nos dolerán para siempre, que por desgracia no se puede cambiar el tiempo ni darle hacia atrás o hacia adelante. Ni tampoco tener una bola mágica para prevenir el futuro corrigiendo los errores. Que la vida es sacrificio, y siempre tendremos que sacrificar algo. Que los amigos, las parejas e incluso la familia se acaban separando por un camino distinto al tuyo y que siempre vamos a acabar tropezando tal vez no con la misma, pero tropezaremos siempre con piedras que sirvan de obstáculo en el camino. La vida no es de rosa, y nada es regalado, nada se consigue fácilmente si no luchas y das sudor, sangre y lágrimas a cambio de tu recompensa. La vida no es como todos pensamos, la vida no es tan fácil, ni tan simple, hay que vivirla al límite, pero sin pasarse. La vida es una psicología inversa en la que cuando eres pequeño deseas crecer, y cuando creces quisieras volver a ser niño. 

14 abr. 2012

Nuestra historia.


Una montaña rusa, hubo un tiempo en que era una recta, en la que estas más nerviosa que en la propia subida. Y subimos, claro que subimos, demasiado alto y claro como todo lo que sube tuvimos que bajar, para mi fue, como si me tiraran desde un avión sin paracaídas, bueno si, mi paracaídas eras tu, pero resulto que fallaste, pero tu tuviste esa sensación de tirarte por un acantilado tenias miedo de lo que te encontrarías, pero encontraste el agua que te alivio. Yo sigo en mi linea recta, y tu estás jugándote todo lo que has conseguido por mi, y no sabes porque, tienes mas de lo que deberías soñar, y sin embargo es algo que no puedes evitar, somos como imanes de distinta polaridad, no podemos vivir el uno sin el otro, pero tampoco juntos, siempre haciéndonos daño, y ahora soy yo quien tiene el control de esta montaña, soy yo la que guío, y conduzco hacia la subida, hacia la punta más alta de nuestra montaña rusa, necesito nuestro momento, pero cuando haya acabado, quiero y no estoy diciendo que lo haré, soltare tu cabina, y no es por venganza, es para demostrarme a mi misma, que puedes sentir, y sentir todo el dolor que sentí yo, pero no te preocupes, antes de que te duela demasiado estaré ahí, porque si no, no me lo perdonaría nunca. Creo, que eres un problema para mi, tu estado de animo, influye directamente al mio, así que no, no te preocupes soy demasiado egoísta y miedosa para sentir de nuevo esa agonía.